Cómo reducir las quemaduras – Dogster

Para muchos de nosotros, nuestros perros son parte de cada parte de nuestras vidas. Como resultado, pueden ocurrir lesiones. Las quemaduras no son comunes en los perros, pero ocurren. Es importante saber cómo manejarlo cuando sucede.

Qué necesitas hacer

Si tu perro se ha quemado, haz inmediatamente los siguientes tres pasos:

  1. Primero, sumerja el área en agua fresca o fría durante cinco a diez minutos.
  2. Luego, cubra el área con un paño limpio y seco.
  3. Finalmente, busque ayuda médica.

La cantidad de calor no se conoce de inmediato, especialmente los perros, porque tienen pelo. En perros con quemaduras de leves a graves, las convulsiones pueden ocurrir rápidamente y deben controlarse de forma agresiva.

Qué hará tu veterinario

Su veterinario seguirá algunos pasos importantes para diagnosticar y tratar el celo. Primero, cortan el vello del área para exponer mejor la piel. Esto permitirá evaluar la gravedad del daño. Las quemaduras se clasifican según los grados, al igual que las personas:

Primera quemadura: Solo afecta la epidermis externa (capa externa).

Quemaduras de segundo grado: Incluye la capa debajo de la epidermis (dermis).

Tercera quemadura: Todos los espesores llamados queman y penetran la piel por completo. Esto es muy difícil.

Alivio del dolor

Las quemaduras dependerán de su gravedad. En el caso de quemaduras de primer grado, puede ser importante mantener el área limpia, seca y aplicar una pomada como la sulfadiazina de plata, que tiene propiedades antibacterianas. Los medicamentos para el dolor también son una parte importante de la atención. Su veterinario puede recetarle medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, gabapentina y/u otros medicamentos para tratar el problema. Si la temperatura está en un punto en el que su perro puede lamerlo, necesita un collar eléctrico.

Las quemaduras secundarias se tratan de manera similar, pero es posible que también se necesiten antibióticos para prevenir infecciones de la piel. Además, es posible que se requiera tratamiento médico.

En el caso de quemaduras de tercer grado, es necesario cuidados intensivos. Esto puede incluir cirugía para extirpar tejido muerto y moribundo, líquidos y antibióticos por vía intravenosa, y analgésicos. Las quemaduras de tercer grado pueden ser lesiones graves. Debido a la pérdida completa de la barrera de la piel, la infección es una ocurrencia común.

Evite quemarse

La buena noticia es que las quemaduras se pueden prevenir. Hay varias formas en que los perros se lastiman y se pueden minimizar.

  1. Las almohadillas térmicas a menudo no son seguras para los perros, especialmente para los cachorros o perros mayores que tienen dificultad para caminar. En lugar de usar una almohadilla térmica, busque productos a prueba de perros que puedan calentar áreas sensibles.
  2. Los cables eléctricos irritan la boca, así que asegúrese de mantenerlos alejados de la boca, especialmente cuando hay cachorros cerca.
  3. Mantenga a los perros fuera de la cocina cuando cocine, ya que el agua caliente es la causa de las quemaduras.
  4. Evite encender fuegos como velas y popurrí en áreas donde los perros puedan alcanzarlos.
  5. Un riesgo que muchas personas pasan por alto es ponerle una manguera caliente a un perro en el verano. Si la manguera ha estado expuesta al sol, el agua en su interior puede alcanzar más de 150 grados Fahrenheit. Por lo tanto, si juegas en el agua con tu perro, asegúrate de que la manguera funcione durante unos minutos y prueba el agua de antemano.

Con un poco de previsión y preparación, su perro puede protegerse de lesiones por incendio. Pero si sucede, busque ayuda médica de inmediato. No adopte el enfoque de esperar y ver, ya que las quemaduras son difíciles de diagnosticar al principio y pueden empeorar.

3 tipos de quemaduras

La temperatura:

Es causado por el uso de calor directo, como agua caliente o un calentador.

Productos químicos:

Estos son causados ​​por sustancias corrosivas como lejía, ácidos y sustancias inflamables.

Mecánica:

Es causado por la fricción, como quemarse la correa y «correr por la carretera», cuando un automóvil tira de un perro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.