¿Pueden los perros comer comida para gatos? – Perro

El olor de la comida para gatos puede atraer a tu cachorro, pero el hecho de que tu perro quiera comer comida para gatos no significa que tenga que hacerlo. Los perros y gatos tienen diferentes necesidades nutricionales, por lo que su alimentación está formulada y tiene diferentes requerimientos nutricionales.

Comida para perros y comida para gatos

Los gatos son carnívoros y necesitan mucha carne en su dieta. Su dieta es principalmente de origen animal y contiene más proteínas y grasas que los perros. Los perros, sin embargo, son omnívoros, lo que significa que comen carne, verduras y frutas. Los perros necesitan una dieta saludable de estos productos.

La comida para perros no es saludable para los gatos. Y la comida para gatos suele tener un alto contenido de proteínas y grasas para los perros, lo que hace que huela bien, pero no es ideal para que los perros coman comida para gatos con el tiempo.

¿Pueden los perros comer comida seca para gatos?

A menos que lo indique un veterinario, no alimente a su perro con comida seca para gatos o comida húmeda para gatos. Aunque a veces comer puede no ser peligroso para su perro (como si su perro ingiere comida para gatos), comer comida para gatos en lugar de comida para perros o golosinas puede ser malo para la salud de su perro.

Sin embargo, hay algunas situaciones en las que un veterinario puede recomendar comida para gatos a un perro que tiene cáncer y ha perdido mucho peso o músculo y no está comiendo bien. Siempre consulte a su veterinario antes de cambiar la dieta de su perro.

¿La comida para gatos es peligrosa para mi perro?

La comida para gatos es demasiado alta en proteínas y grasas para que los perros la coman, incluso como un regalo ocasional. Cuando los perros comen comida para gatos, pueden desarrollar las siguientes enfermedades:

  • Malestar estomacal
  • vómitos
  • Diarrea
  • Demasiado peso
  • pancreatitis
  • Enfermedad del riñon
  • Enfermedad del higado

Cómo evitar que tu perro coma comida para gatos

  1. Mantén la comida de tu gato en una habitación separada de donde come tu perro, con la puerta cerrada.
  2. Alimente a su gato regularmente durante dos o tres comidas, al igual que su perro, en lugar de dejar comida todo el día.
  3. Coloque la comida de su gato en un lugar alto o arriba donde su gato pueda comer para que su perro no pueda encontrarla.
  4. Guarde la comida de su gato en un recipiente sellado, como los recipientes herméticos de almacenamiento de alimentos para mascotas Yamazaki Home, durante todo el día, para que su perro no la huela y tenga la tentación de comerla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.